Coordinadora de Ex Presos Políticos de Santiago

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Nuestra Organización

E-mail Imprimir

 

NUESTRA ORGANIZACIÓN

Nuestra organización está integrada por luchadores sociales, hombres y mujeres, que enfrentaron el terrorismo de Estado y la represión sistemática de la dictadura cívico-militar.

Desde el primer día del golpe militar y durante los 17 años siguientes fuimos parte de las luchas de nuestro pueblo para derrocar a la dictadura; a pesar de los grandes esfuerzos y sacrificios desplegados por la resistencia y otras formas de organización de nuestro pueblo y de las fuerzas consecuentemente democráticas, no logramos liderar el cambio esperado: otras fuerzas oportunistas negociaron con la dictadura e impusieron una salida formal a través de lo que se definió como la transición a la democracia.

Como sabemos, la dictadura cívico-militar impuso a sangre y fuego un nuevo modelo económico y de gobierno al servicio del gran capital y el imperialismo. La imposición de este modelo fue posible gracias al respaldo y asesoría de la C.I.A., quien utilizó formas como la desaparición forzada, tortura, asesinatos y encarcelamientos llevados a cabo por los organismos represivos de las Fuerzas Armadas, Carabineros e Investigaciones, para someter a nuestro pueblo y sus organizaciones sociales a la más brutal represión.

Durante los 20 años de gobierno de la Concertación hemos sido testigos de cómo se dedicó a administrar y profundizar el modelo neoliberal impuesto por la dictadura, luego de haber negociado una salida pactada, gobernó a nivel cupular junto con la derecha y los poderes fácticos, sin cumplir las promesas de democratización y justicia social hechas durante las sucesivas campañas. En esa medida defraudó las esperanzas y demandas del pueblo que luchó contra la dictadura y que aportó su voto para que llegaran al gobierno: el “avanzar en la medida de lo posible” no fue más que un fraude y la renuncia a producir los cambios exigidos por la población al modelo económico neoliberal y a la institucionalidad represiva anclada por la dictadura. En su alianza con la derecha, la Concertación aportó, además, su ventaja en la contención, división del movimiento popular, desmantelamiento de la organización popular  criminalizando  las luchas sociales.

Todos estos hechos aportaron a que la Concertación perdiera credibilidad y legitimidad, lo que sumado a su falta de proyecto político propio, facilitó la llegada al gobierno de la derecha golpista y gestora del modelo neoliberal, de la mano de Sebastián Piñera, que concentra ahora en una sola mano el poder político y el económico. En este proceso de apropiarse del país se han topado con un movimiento social que, defraudado de la Concertación y liberado de su espejismo, ha comenzado a levantarse, exigir los justos y urgentes cambios que se le negaron durante los últimos 20 años, un movimiento que no se deja engañar ni dirigir por quienes hicieron todo lo posible por infiltrarlo, contenerlo y criminalizarlo.

Los ex presos políticos reafirmamos una vez más los principios que guiaron nuestro actuar antes, durante y posterior a la lucha contra la dictadura: nuestra disposición a continuar luchando por una sociedad donde reine la justicia social y la igualdad de oportunidades, por una democracia auténtica y una sociedad solidaria. En consecuencia, rechazamos el modelo neoliberal, donde el ser humano es rebajado a la categoría de cliente, donde el lucro y las ganancias son la máxima que permite a una minoría sin escrúpulos enriquecerse y atentar contra la vida, la salud y la felicidad de las grandes mayorías.

Nuestra lucha va más allá de lo reivindicativo. La satisfacción de las aspiraciones de los diferentes sectores sociales sólo será posible con un cambio radical y profundo del modelo económico y político, que deberá ser impulsado por nuevas formas de organización y liderazgo. Liderazgos naturales y democráticos surgidos del seno de los movimientos sociales, que dejen atrás las imposiciones de las cúpulas partidistas. Por ello, nos declaramos solidarios y participamos de las luchas del pueblo Mapuche, de los sin casa, de los jóvenes que propugnan nuevas formas de convivencia y que son criminalizados y estigmatizados por ello, de los estudiantes secundarios y universitarios, de los movimientos que defienden el medio ambiente y las riquezas naturales de nuestro país, de los deudores habitacionales y otras víctimas de la voracidad de los bancos, de los obreros y empleados de las empresas subcontratistas. En definitiva, de todos los que defienden la justicia social, la dignidad humana y la protección de nuestra madre naturaleza.

En nuestra lucha mantenemos vivo y presente el ejemplo de todos los luchadores que dieron su vida por un mundo mejor, de nuestros compañeros que murieron durante la tortura y la prisión, o asesinados durante los años de la dictadura o la pretendida transición a la democracia.

En esta nueva etapa abierta por la lucha del pueblo de nuestro país, de los pueblos de nuestro continente y del mundo, todos hermanados por las mismas injusticias, confirmamos nuestra convicción de que es posible alcanzar un mundo mejor y justo, y reafirmamos nuestro compromiso en la lucha por lograrlo.


                                                                              alt     

                                ¡Adelante con todas las fuerzas de la historia!

 

En Facebook


FOTO - MEMORIA