Coordinadora de Ex Presos Políticos de Santiago

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

La indolencia, el desprecio por la vida y la impunidad están en la raíz del asesinato de Diego y Exequiel

E-mail Imprimir
diego_exequiel

DECLARACIÓN PÚBLICA

Existe en nuestro país, desde el 11 de septiembre de 1973, un nivel de impunidad para la clase dominante, es un hecho, se hicieron del poder por vía de los militares, asolaron el territorio con el asesinato, la desaparición forzada, y la tortura a los opositores, la justicia ha sido en la medida de lo posible. Destruyeron la industria nacional, se regalaron entre ellos las riquezas de nuestro país e impusieron un modelo económico basado en la superexplotación, el subcontrato, sueldos de hambre, todo amparado por la legislación y  la constitución de 1980, en que se centra el valor de la propiedad privada por encima de la vida de los chilenos. Todo armado, para mantener la concentración de la riqueza en los que se levantaron como dueños de nuestro país, los partidarios de la dictadura.

La lucha antidictatorial en la que participaron fundamentalmente los sectores populares y los sobrevivientes de las casas de tortura, de las cárceles, es usupada por los sectores dominantes quienes al ver con preocupación este proceso de lucha, tientan a sectores de partidos opositores a ella, se inicia un proceso de negociación que culminara, en la formación de la Concertación  y el inicio de la llamada transición.

Han pasado 25 años, nada ha cambiado, ni la constitución, ni el plan laboral, ni la educación de la dictadura, continuamos con las AFP, con la salud para pobres y la salud para los que tienen. La justicia ha sido menos de lo posible, no se ha dignificado la lucha de nuestro pueblo por terminar con la dictadura, se han profundizado los problemas represivos en el territorio Mapuche, es decir la represión continua igual, el maltrato laboral ha aumentado, y los pobres son cada vez más pobres y los ricos cada vez más ricos, claro que ahora además de los partidarios de la dictadura, a la clase dominante se han sumado los diputados, senadores quienes al ser financiados por las grandes empresas legislan para ellas, y gran parte de ellos son cómplices y parte en el robo descarado de las riquezas de nuestro país.

La Impunidad nos ha acompañado desde el 11 de septiembre de 1973 y junto a ella se ha desarrollado la desidia y la indolencia de los gobiernos de esta supuesta democracia, la democracia del voto, que ve como los viejos luchadores sociales antidictatoriales deciden exigir sus derechos con su último alito de vida, y el gobierno de turno sea incapaz de reaccionar y dar respuesta a sus peticiones, es esta indolencia y desprecio por la vida, la que permite y mantiene la impunidad que lleva a un traficante de poca monta a decidir terminar con la vida de dos estudiantes, dos jóvenes luchadores y comprometidos con su pueblo asesinándolos a balazos.

 El estado de Chile y su gobierno de turno, dice que exige justicia y dice condenar este hecho, todos sabemos que el Estado de Chile miente, cómo dice exigir justicia si reprime y asesina al Pueblo Mapuche, si criminaliza la lucha de los trabajadores, de los estudiantes y de los pobladores. El Estado de Chile no es justo y no valora la vida de los chilenos, cuando nos obliga a vivir con sueldos miserables y pensiones de hambre.

Gloria eterna a los mártires de Valparaíso, Diego Guzmán y  Exequiel Borvarán.

COORDINADORA DE EX PRESOS POLÍTICOS DE SANTIAGO EX PRESOS POLÍTICOS DEL MIR

MAYO 16 DE 2015

 

En Facebook


FOTO - MEMORIA